El artista – (pequeño relato reflexivo)

gandhi

El artista.

El pueblo entero reunido alrededor de aquella tarima polvorienta esperaba expectante la aparición del reconocido artista que después de tantos años volvía al pueblo que lo había visto crecer.

La banda, de tres violines, un trombón y el “hombre araña” – como solían llamar al simpático personaje que cargaba sobre su abultado cuerpo bombos y platillos para marcar un destartalado ritmo que hacía trastabillar a los niños que bailaban a su alrededor- , tocaba ritmos alegres.

El viento levantaba el polvo de las calles y las celocías que no habían sido aseguradas daban latigazos secos contra las paredes de madera que guardaban entre sus betas profundas los secretos del Pueblo.

Buenos días damas y caballeros! – dijo él, parándose con las piernas entreabiertas y sus manos en los bolsillos del chaleco gris. Hoy vengo a traer lo mejor de mi arte a este Pueblo que tanto me ha quitado y que tan poco me ha dado.

Hoy no traigo canciones ni poemas… hoy les traigo algo más preciado que el oro mismo. Hoy vengo a traerles la verdad.

Aquí vengo a presentearme como el artista que soy, un maestro que a través de los años ha perfeccionado el arte de pedir perdón a un punto tan exquisito que hasta los menos flexibles terminan cediendo a mis encantos – los personajes del poblado se miraban extrañados y se codeaban por lo bajo para no llamar la atención. Pedir perdón ha sido mi arte por excelencia. Ahí va Don Perdón, me decían a la salida de la iglesia… pero ustedes quizá no lo recuerdan.

No ha sido fácil este camino. Una vida de arrepentimientos y de correcciones permanentes me han dado el título que ostento. Una historia de dedos apuntando mis narices, de voces gritando en mis oídos… de susurros lacerando mi alma.

Años de autoestima aplastada por pies insensibles que con su peso construyeron este ser que fue perdiendo sus colores hasta volverse transparente.

Supe que nadie notó mi partida, que por años nadie se dio cuenta que había abandonado este pueblo hasta que aparecí glorioso con mis bigotes encerados en las gacetillas.

En estas calles comencé mi aventura, una odisea en la que fui abatido por mares impíos que azotaron mis velas y dejaron mi voluntad quebrada cientas de veces.

Recuerdo sus caras y sus nombres. Cada una de ellas – dijo el artista señalándolos pausada pero firmemente. Recuerdo sus palabras, sus juzgamientos, sus risas por lo bajo.

Me recluí en un exilio de ausencias para aprender sobre mi mismo y para volver a respetarme. Me alejé de todo lo que amaba para que no doliera tanto.

Me fui de aquí sintiendo que no era digno nada más que de la muerte por sentirme tan poco, por ser tan insignificante para todos aquellos a los que hubiera dado la vida por impresionar.

Hoy soy un gran Señor en otras tierras. Y todos ustedes se han reunido para venir a verme como si fuera un león de circo. Para vanagloriarse y sentirse parte de mi éxito y de mi destino.

Esas son las cosas que me gustan de esta vida. Porque en realidad soy yo quien ha venido a verlos.

Me gustaría que en este momento todos estuvieran parados en esta tarima. Todos y cada uno de ustedes – les decía mientras los penetraba uno a uno con su mirada de fuego – apretados, sofocados por el amontonamiento de sus cuerpos mientras yo los observo desde abajo.

No importa. El mensaje es el mismo, sin importar desde dónde sea enviado.

Hoy he venido a decirles una sola cosa. Y después de pronunciar esas simples palabras me marcharé para siempre, con la esperanza de haber dejado algo en sus corazones que los hará ser mejores y que no volverá a crear un monstruo como el que habita dormido, pero todavía vivo, en los confines de mi alma.

Hoy vine a decirles que los he perdonado – hizo una reverencia y se marcho sin mirar atrás, pero sonriendo por fuera… y por dentro.

Verónica Mroczek.

perdonar es

(Que el 2015 me encuentre siendo una persona que ha aprendido a perdonar).
Felicidades para todos!.

Anuncios

12 comentarios en “El artista – (pequeño relato reflexivo)

  1. Muchas gracias!!!… es una alegría para mi comenzar el año encontrando gente que disfruta de algo que he escrito y que puede ver el mensaje que vive entre esas lineas.
    Muchas felicidades para vos también y bienvenida a mi espacio!!!…

    Me gusta

  2. Bien estructurado y un enfoque particular aun eterno tema, el individuo frente a la colectividad. Sabes, el los perdonó pero pienso que ellos, como masa, jamás lo perdonaran

    Me gusta

  3. La esencia de los pueblos. Muy bueno, Verónica. Me recuerda a fragmentos de la película “El gran pez”, tiene esa magia de los cuentos que se percibe en el ambiente, volando por los aires. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s