Que venga!

separador

Antes de dejar que lo atravieses todo, voy a asegurarme de que mis últimos alientos de libertad me muestren qué tan fuerte puedo ser … y que puedo hacerlo sola.

Un instante antes de que devores mi carne con tu boca sedienta de vida voy a cerciorarme de que en cada bocado vayas a morir de amor, para hacer que valga la pena fallecer entre tus brazos.

El segundo previo a desnudarme ante tu alma voy a salir corriendo a otros pagos, a rincones que supieron guardar sueños que hoy pueden ayudarme a recordar quién soy.

Y cuando haya llegado a esas tierras, de suelos manchados por pastos grisáceos y duros, como barba de hombre maduro, sentiré que estoy en casa a salvo de tu mundo.

Porque todos merecemos decir adiós antes de cerrar la puerta, para no alejarnos con ese sabor amargo que termina contaminando todo a su paso.

Y cuando por fin vuelva a tus manos, y te sonría al entregarte sin dudar este corazón tatuado con cicatrices profundas como fallas marinas comenzaré una nueva vida.

Para dejarte hacer y deshacer, para permitir que me sorprendas con tu magia y realices trucos que inunden de luz los rincones ocultos de mi alma.

Para abrirme como flor en la mañana, sin resistencia y sin prisa, confiando en la brisa que trae envuelta en sus cabellos la esperanza que da vida.

De la nada, como el inicio mismo de todo lo que conocemos. Desde un lugar misterioso apareciste para cambiarlo todo.

Y yo, asombrada por tu poder para hacerme sonreír me dejo acariciar por tus barbas, maduras con toques grises como pastos del sur. Fresca, como la brisa que traigo desde casa arrullándome el alma.

Qué harás con todo esto?.

Te pregunto o te dejo hacer?

Te disfruto y te detengo.

Te absorvo y te repelo.

Y de repente, la vida parece ser una gran esfera en la que en cuanto más me alejo, más cerca estoy de volver a encontrarte.

Y me veo en la excitante situación de tener que admitir que quizá tengas razón y deba dejar de andar sola por estos tiempos tan eternos.

Hoy, que con mis pensamientos y memorias tan revueltos, vuelvo a perderme en tu mirada y siento cómo el fuego de tu lengua quema la piel, he decidido dejar que venga!.

Que venga lo que tenga que venir!.

Porque comeré de este fruto verde hasta dejarlo madurar, o morir bien adentro.

Verónica Mroczek

cc-by-nc-nd

Anuncios

6 comentarios en “Que venga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s