La chispa y la yesca

angel-caido

La chispa y la yesca

El problema del pobre desgraciado fue haber querido volar tan alto.

Eso de andar desafiando los límites establecidos por los que se encargaron de diagramar los destinos de quienes construimos el mundo es un tema peligroso.

Muy cada tanto se estrella un soñador contra el suelo y los funcionales al reino se amontonan como cuervos a devorar sus restos. La gente cree que lo hacen de hambrientos, pero yo sé que en realidad son borradores de huellas.

Si hay algo que no está permitido es dejar marcas. Porque las marcas son como la chispa y la yesca. Pueden despertar grandes anhelos con su fuego.

Hubo un tiempo en que los soñadores reinaban todas las tierras pero siglos de persecución y castigo terminaron casi por extinguir la raza.

Se dice que en un principio el mundo se construyó gracias a ellos, pero que la avaricia y la envidia de quienes no podían elevarse los terminó abatiendo. Porque el soñador siempre tuvo un gran defecto, el de ser sensible a todo. Y el avaro detecta su talón de Aquiles como el perro que huele el temor del hombre para aprovecharse y convertirse en su dueño.

Dicen que por aquellos tiempos la gente sonreía más, y que no por eso se preguntaba menos.

Yo que sé! Me parece extraño imaginar un mundo distinto al que vemos.

Este pobre idiota se atrevió a romper las reglas, eligió un camino y se construyó un sendero propio por el cual andar.

Ves las marcas en su espalda? Son producto de las armas más poderosas que tiene el hombre, los dedos que juzgan y dividen dejando cicatrices de por vida de las heridas que laceraron su alma.

Ves su rostro resplandeciente? Hasta sonríe el desgraciado! Solo los soñadores mueren con ese rictus alegre. Es la marca que deja la vida por haberse atrevido a darlo todo en busca de lo deseado.

Habría que serle más fiel al alma para que el mundo se parezca más a lo que era antes y para que los hombres comencemos a morir sonriendo y de pie, como los árboles.

Miralo bien que vas a ver muy pocos. Pero apurate! Que si llegamos tarde nos dan “de a látigo” . A ver si por acercarnos a un sueño terminamos postrados!

 

Veronica Mroczek

cc-by-nc-nd

(imagen obtenida de Internet)

Anuncios

2 comentarios en “La chispa y la yesca

  1. “Habría que serle más fiel al alma para que el mundo se parezca más a lo que era antes y para que los hombres comencemos a morir sonriendo y de pie, como los árboles” me encantó!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s